lunes, 7 de julio de 2008

Presentación de "Relatos Paganos"



Fotos:

1-El autor junto a H."Biqui" López, Margarita Todesca y Juliana Cao.

2-ErNo y Charlie Mc Grey, acompañaron la presentación del libro.


La joven periodista Juliana Cao cuando presentó el libro hizo una serie de apreciaciones acerca del contenido y su visión crítica con relación al estilo, el lenguaje y los diversos tópicos abordados en los distintos relatos.

El relato "Desde Ushuaia, allá en el sur": donde una estudiante nórdica llega a la Patagonia en un viaje de estudio, se encuentra con un guía argentino que la hace descubrir la historia y las bellezas de la región, describiendo así los paisajes, la flora y la fauna del sur de nuestro país.
Y Música cerca del Polo Norte: narra el viaje de un joven músico argentino que recorre el continente europeo valiéndose únicamente del dinero que gana tocando la guitarra en conciertos callejeros.

Otro relato: "A orillas del Moconá": donde un periodista es asignado para estudiar las características de un pueblo indígena originario de la provincia de Misiones.
Y una especie de investigación llamada Buenos Aires sin tiempo, que narra las modificaciones en la sociedad desde el principio hasta la actualidad.

Hay elementos que se repiten en todos los cuentos, de ahí la relación entre sí. Uno de eso es un concepto arbitrario de felicidad, donde para las parejas tal sentimiento es una dicha compartida, resultante de la relación que mantienen. En cambio, para el sobreviviente de Cromañón, la felicidad es un imprevisto, lejano y complicado, dado que convive con los vestigios de la tragedia día tras día. Es interesante destacar la importancia a nivel social que tiene este tipo de espacios en un libro, donde mediante unas pocas páginas es posible invitar a la memoria colectiva de la comunidad lectora, para así no olvidar semejantes desventuras de la historia nacional.
También en esta primera parte se hace uso del recurso de intertextualidad, es decir la mención de otras, citando a items del ámbito musical, tales como Bono, de U2, Charly García, Pablo Milanés, etc., artistas de distintos estilos pero con gran popularidad, aportando así más peso a la idea que se quiere destacar. La música juega un rol importante en casi todos los espacios del libro, siendo tanto un tema de discusión, como también un elemento de despertar sentimental.
Dado que tanto en Música del Polo Norte, donde el objeto antes mencionado constituye la base de la vida del viajante, -como en Buenos Aires sin tiempo-, en el que es uno de los objetos más explotados por el autor para describir la evolución de la urbe, la música es algo así como una variable introducida en cada uno de los relatos. Un hilo unificador entre las historias.
Otro de los elementos predilectos que moldea las historias es la apelación a la concientización general: es decir tomar conciencia de la pérdida de nuestra cultura originaria, de la devastación de la naturaleza de nuestro país, de la belleza de nuestras costumbres, de las consecuencias de la evolución, la cual contribuye, cada día más, a que la identidad argentina se pierda bajo el dominio extranjero.
Socialmente el libro tiene una importancia vital basada en la recuperación de nuestra tradición y del respeto de nuestras raíces. Contribuye a la culturización general, ofreciendo datos diversos como la conformación de la arquitectura de la Ciudad de Buenos Aires, datos sobre el holocausto judío, el conocido centro de concentración que se encuentra en Polonia o los campos de detención clandestinos de Buenos Aires, las historias que guarda San Telmo, etc.
La obra tiene sus ejes en la revalorización de la existencia, de la naturaleza, priorizando así el amor a las cosas, a los animales, a la vida en sí. Es un creciente índice de ilusiones, dado que los protagonistas de los relatos son, casi en su totalidad, jóvenes soñadores con vistas al futuro que intentan concretar sus aspiraciones. Se contempla en todo momento la posibilidad e forjar un mañana mejor.
Casi se podría decir que es una obra contemporánea, social, dado que se trabajan los mismos conceptos aplicados a distintas situaciones sociales, todas sucedidas en época actual. Si bien los personajes son mayormente veinteañeros, no todos viven en iguales condiciones sociales ni culturales, sino que se combinan diversas tradiciones, dando lugar a la exposición de costumbres de nativos, europeos e incluso orientales. En particular cabe destacar la utilización de la jerga popular de principio del siglo XX en el texto de Buenos Aires sin tiempo.
Literariamente es un texto peculiar: el lenguaje utilizado es corriente, fácil de entender, contribuyendo así a concretar la función social de la obra, porque al no utilizar un vocabulario muy rebuscado ni mucho menos técnico, el texto resulta accesible para cualquier interesado. En el primer capítulo, se logra dejar por sentado en textos cortos las ideas básicas del amor, la influencia cotidiana de la música en nuestras vidas, etc. El autor utiliza diversos recursos que terminan por argumentar satisfactoriamente la incidencia de dichos elementos en nuestras vidas. En el segundo y tercer capítulo, se plantea situaciones que no deja una conclusión precisa, favoreciendo así la intervención personal del lector para que mediante la interpretación del texto éste logre su propia conclusión.
Finalmente, el título esta adjudicado a las leyendas de los dioses paganos, cuya etimología se refiere a la vid de los antiguos campesinos que creían en varios dioses; estos son: el Sol, la Luna, la Lluvia, el Maíz o la Madre Tierra. Estos dioses permanecen en cada lugar del planeta, albergando o simplemente contemplando cada una de las historias, de polo a polo, tanto en Europa, como en la Patagonia.
Desde mi humilde opinión, la obra literaria realiza aportes fundamentales para nuestra cultura, es original y preciso al invocar la valoración de nuestros orígenes, los cuales cada día se ven más su importancia, pese a la mundialización, la globalización, y la capitalización del sistema. Disminuye constantemente el interés nacional en lo autóctono y es cada día más pobre la educación oriunda de las tierras que habitamos. Ojalá que este libro contribuya al respeto y el amor por nuestro propio origen.

Juliana Cao
Diciembre de 2007.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Celebro la aparición de 'Relatos Paganos'y la de este espacio para dar a conocer tus escritos de distintos géneros. Que siempre mantegas vivo tu compromiso con la sociedad desde distintos lugares y con distintas miradas ... y si de miradas se trata gracias!!!!por 'Esa mirada', me halaga mucho que me lo hayas dedicado. Con todo mi amor...
Tu compañera de esta vida que seguimos y seguiremos transitando juntos en el día a día persiguiendo utopías.
Besos,abrazos y mucho amor..., Martica.
PD: Volveré con más comentarios.

Sebastian Cantero dijo...

Viejo, primero que nada te digo que tenes que usar mas este blog.
Segundo, te felicito por el libro, el relato que mas me gusta es que habla sobre Buenos Aires (gracias por la dedicatoria, la pegaste!). Las fotos reflejan lo agradable que fue la presentacion del libro.

Te mando un abrazo grande!!!

Seba

P.D: Que lindas portadas, quien la habra hecho?, ja!